En caso de que quieras proteger tu piscina, tanto en invierno como durante la temporada de baño, lo mejor que puedes hacer es colocar un cobertor. Con ello no solo vas a evitar la caída de suciedad al agua, lo que te ahorrará en el momento de limpiarla. También podrás evitar la caída de personas o animales dentro, que es más fácil de lo que imaginas. Para comprarlos puedes acercarte a nuestra tienda y consultar a nuestros profesionales, que también te ayudarán en la instalación de toldos en Las Palmas.

No obstante, es posible encontrar diferentes modelos de cobertores para tu piscina. Los más ligeros son los cobertores de verano. Este tipo de artículos suele estar fabricado en burbujas, en burbujas con un refuerzo de rafia o en espuma. Su instalación evita la evaporación del agua, así como los productos que se usan para el tratamiento. Además, en el caso de que tu piscina tenga pocas horas de sol te permitirá subir la temperatura por el efecto invernadero.

Las denominadas mantas de protección están ideadas para evitar la caída de personas o animales a la piscina. Pero también sirven para conservar el agua en perfectas condiciones y evitar que el sol haga crecer las algas.

Los cobertores estilo persiana son probablemente los más efectivos. Se pueden encontrar fabricados en láminas de PVC. Ofrecen seguridad para evitar cualquier caída y la entrada de todo tipo de suciedad. Se pueden colocar con motores para su extensión automática.

Tanto para comprar un cobertor para la piscina como para la instalación de toldos en Las Palmas puedes hablar con nuestros profesionales.

En Toldos Islatold vas a encontrar numerosos artículos para hacer que tu vivienda esté mejor protegida contra los efectos del sol.