Los especialistas en instalación de toldos en Las Palmas pueden asesorarte para elegir el toldo que más se ajuste a tus necesidades, ya que existe una amplia gama de diferentes toldos, entre los que se encuentran los toldos verticales, una variedad ideal para colocar en fachadas acristaladas de grandes dimensiones.

En realidad, mucha gente podría pensar que los toldos convencionales de Toldos Islatold también son verticales o casi, pero esta denominación identifica a un tipo de toldo que puede ser instalado en balcones, ventanas, terrazas o áticos, pero cuya mejor aplicación es en fachadas acristaladas típicas de oficinas, no solo porque marcan tendencia como elemento decorativo, sino también porque pueden jugar un papel muy importante en la reducción del consumo energético del edificio, ganando en eficiencia energética, además de intimidad.

La instalación de toldos en Las Palmas de estas características incluyen un sistema de guías laterales, que es por donde se desliza la lona, de forma que permita cerrar el espacio totalmente protegiéndolo de los agentes atmosféricos. En la parte intermedia de los toldos verticales se instalan también los conocidos como palilleros intermedios, que sirven para reforzar que la lona nunca salga de las guías y el toldo cumpla su función cortavientos plenamente.

Suelen incorporar, siendo casi obligatoria en el caso de instalarse en fachadas acristaladas, sistemas motorizados para mayor comodidad de los usuarios, que pulsando un simple botón o con un mando a distancia podrán subir y bajar la lona, según las necesidades y la hora del día en que se encuentren.