En una ocasión anterior, desde nuestra experiencia en la instalación de toldos en Las Palmas, hablamos de la Exposición Universal de 1889 en París como el lugar en el que se vieron los primeros toldos, algo que es cierto si nos limitamos a los toldos tal y como los conocemos en la actualidad, toldos con un brazo y una estructura metálica que los separa de la pared a medida que se van desplegando.

Pero podemos decir, como especialistas en la instalación de toldos en Las Palmas que, prácticamente, desde los primeros instantes de la  historia, el ser humano ha buscado una forma de protegerse de la acción de los rayos del sol, incluso, probablemente antes de que se establecieran las primeras civilizaciones en Mesopotamia. Ya probablemente los primeros homínidos nómadas se  protegían del sol y de los agentes climáticos utilizando las pieles de los animales que habían cazado.

Pero es al imperio romano al que podemos atribuirle grandes avances en la arquitectura textil. Los campamentos de las legiones no eran otra cosa que un conjunto de lonas y toldos para proteger a las tropas o para establecer el centro de mando en los momentos previos a la batalla. Tanto en Roma como en las principales urbes del imperio, las villas de los nobles y adinerados  creaban zonas de sombra gracias a la instalación de entoldados a la entrada o en los patios interiores de sus villas.

Pero, sin duda, uno de los toldos más asombrosos era el que cubría el Coliseo de Roma con un sistema de lonas que podía cubrir, en solo unos minutos todo el graderío. Como si, en nuestros días, pudiéramos entoldar por completo un campo de fútbol.

En Toldos Islatold encontrarás toldos de todos los modelos para cubrir tu terraza.