Entre la amplia oferta de toldos en Las Palmas que fabricamos en nuestra empresa, se encuentran los toldos capota. Este tipo de toldos poseen un gran encanto y belleza estética, y resultan adecuados tanto para las ventanas de una vivienda particular como para un establecimiento comercial. En este post nos gustaría contarte algunas de las ventajas de estos toldos tan bonitos.

Cuando se trata de viviendas particulares, los toldos capota podríamos definirlos como un tipo de toldos individuales que están especialmente elaborados para colocarse en ventanas no muy grandes. Su nombre viene dado por su semejanza con las capotas de los cochecitos de bebés y en muchos casos, al igual que pasa con estas capotas, son toldos plegables mediante sencillos mecanismos manuales. 

En el caso de locales comerciales, estos toldos alcanzan una dimensión mayor y normalmente se realiza un toldo capota para cada uno de los escaparates a proteger. No se trata de toldos sencillos, más bien todo lo contrario, su forma los hacen menos discretos mientras que por otro lado ofrecen una gran protección del sol además de que dar un toque vintage al establecimiento.

En nuestra fábrica de toldos en Las Palmas realizamos capotas de distintas formas en función de las necesidades de nuestros clientes. En todos los casos, su armazón será fuerte, utilizando para ello diferentes materiales como aluminio o acero inoxidable. Sus lonas pueden ser acrílicas o plastificadas.

Tanto si quieres proteger las ventanas de tu vivienda como si tienes un negocio, ven a Toldos Islatold si te apetece dar un toque diferente a la fachada mediante unos toldos capota tan efectivos como bonitos.