Una de las posibilidades que ofrecemos como empresa especializada en la fabricación e instalación de toldos en Las Palmas es la de automatizar cualquier tipo de toldo o capota en función de las necesidades del cliente. Los toldos con motor constituyen una gran alternativa y presentan muchas ventajas que te vamos a contar a continuación.

La primera ventaja que ofrecen los toldos automáticos frente a los tradicionales es la comodidad a la hora de subir y bajar el toldo. Si los toldos manuales requieren un esfuerzo físico, con los toldos automáticos el único esfuerzo que realizamos es el de accionar el mando a distancia que va a permitir que se extiendan o se replieguen cuando nosotros queramos.

Por otro lado, la mayor parte de este tipo de toldos en Las Palmas incorporan una serie de sensores que les convierten en toldos inteligentes mucho más seguros. Por ejemplo, si dejamos desplegado nuestro toldo en un día de mucho viento, corremos el riesgo de que éste se rompa. Los toldos automáticos suelen incorporar un sensor que si perciben viento o lluvia fuerte, se recogen de manera automática para evitar posibles roturas.

El hecho de llevar un motor incorporado no implica que estos toldos requieran un mantenimiento especial. El motor que permite el movimiento es un motor ecológico que no contamina y que además, al usarse pocas veces al día y de una manera tan sencilla sin mover grandes pesos, apenas sufre desgaste. En este sentido, el cuidado que requiere el toldo no deja de ser el mismo que requiere un toldo tradicional: debemos limpiar la lona de manera periódica con agua y jabón y como mucho, engrasar las piezas que permiten el automatismo.

En Toldos Islatold poseemos una gran variedad de toldos, capotas, pérgolas y soluciones para sus espacios exteriores, con o sin motor incorporado. Confía en nuestra experiencia y déjate asesorar por nuestro equipo de profesionales.